El Bolson localidad de aprox. 30.000 habitantes ubicada al SO de la Pcia. de Río Negro y en plena región boscosa andino patagónica argentina
Este sitio necesita el plugin de Flash Player para ver la presentacion de Historia de El Bolson | Prehistoria Patagonia Dinosaurios patagonicos El Bolson Rio Negro Patagonia de Bolsonweb.com

Bolsonweb.com   El Bolson | Historia | Prehistoria Patagonia | Prehistoria Patagonia 2

Historia Patagonia | Historia de El Bolson

 

La Patagonia era una enorme isla | Dinosaurios en la Patagonia

 

 

 

 

Patagonia, Prehistoria:

Los dinosaurios

 

La historia de los dinosaurios comenzó hace unos 230 millones de años, a mediados del período Triásico

 

Según la teoria tradicional: La historia de los dinosaurios comenzó hace unos 230 millones de años, a mediados del período Triásico, en un escenario muy distinto al actual.

 

Los continentes se encontraban unidos en una sola y gigantesca masa de tierra, denominada Pangea.

 

A fines del Triásico se diferenciaban dos partes principales (o provincias): Laurasia al norte y Gondwana al sur.

 

Durante el Jurásico, estas provincias se separaron y formaron dos continentes diferentes. La región patagónica actual se extendía hacia el este, no existía el Atlántico Sur, por lo que estaba unida con África del Sur y probablemente con la región occidental de la Antártida.

 

Por el oeste, Patagonia estaba basada por el pacífico, en una costa desprovista de grandes cadenas montañosas pero con una posición y dirección comparable a la actual.

 

En la región patagónica se han realizado descubrimientos muy importantes, como el dinosaurio mas grande hasta ahora encontrado.

La Patagonia todavía, guarda mucho más en sus entrañas.

 

Por más de 100 millones de años los dinosaurios moraron la tierra.

 

La Patagonia parece ser uno de los lugares más ricos en huellas de su existencia. El Argentinosaurus Huinculensis entre los herbívoros o el Giganotosaurus Carolini ente los carnívoros son los mas populares de la Patagonia, y de hecho han puesto a la región en el mapa de la paleontología mundial. Estos dos “gigantes”, sin embargo, no son en lo absoluto los más importantes descubrimientos en la zona. Ésta parece estar tapizada de animales fosilizados.

 

Permanentemente equipos nacionales e internacionales, haciendo uso de mapas geológicos, exploran distintos puntos de la Patagonia, realizando hallazgos de gran magnitud para revelar secretos de estos "colosos del pasado".

 

Paleontólogos:

La paleontología no es una carrera de grado (como medicina), sino una especialidad de la biología, (como cardiología lo es de la medicina). La peleontología es también un hobby que parece “atrapar” a aquellos que descubren el vértigo de la búsqueda de fósiles. Jack Mc Intosh --por mucho tiempo una de las autoridades en materia de saurópodos aunque en realidad sus investigaciones hayan quedado un tanto desactualizadas en los últimos 10 años-- era físico y se dedicaba a la paleontología como un hobby.

Sin embargo nadie cuestiona su experiencia en el tema y su calidad de paleontólogo. Si por ejemplo un zoólogo o un biólogo descubren afición por animales extinguidos, comenzará a estudiar, a cursar especializaciones, investigar fósiles y publicar artículos en revistas científicas y se convertirán así en paleontólogos. Aun un aficionado como Mc Intosh que demuestre tener conocimientos en el tema, y esto se certifica publicando trabajos de investigación en revistas científicas (científicas, no de divulgación científica), será aceptado como paleontólogo. Esto convierte a la paleontología en uno de los trabajos en los que se encuentra gente con mayor vocación y dedicación. Esto se nota en forma patente en el proceso de sacar los fósiles a la superficie. El mismo requiere un cuidado casi maternal al que se le dedica paciencia y técnica. Algunos de los hombres que con denodado esfuerzo han explorado nuestros suelos:

 

Leonardo Salgado

Rodolfo Coria

Rubén Carolini

Tito Cabaza

 

Algunos dinosaurios de la Patagonia:

Fuente de la informacion: MEF de Trelew

 

Triasico

El Triásico, que se extendió desde alrededor de 251 a 208 millones de años atrás, fue uno de los tres períodos geológicos de la Era Mesozoica

 

Dinosaurios Patagonia 1

 

Eoraptor

 

Sistemática:

Saurischia

Theropoda

Herrerasauridae

 

Herrerasaurus es, junto con Eoraptor, uno de los dinosaurios más antiguos. Éstos representan unas de las primeras evidencias del reinado de los dinosaurios sobre la Tierra, de cuyo linaje surgirían los grandes carnívoros del Jurásico y del Cretácico.

Se han encontrado alrededor de 20 especímenes individuales. Es uno de los dinosaurios más antiguos dentro de los terópodos.

 

Características: Mandíbulas con dientes curvos y puntiagudos. Garras lacerantes en los miembros anteriores, relacionadas especialmente con la captura de las presas.

Dieta: Carnívoro. Su dieta incluía rincosaurios. En 1989 se descubrió un ejemplar con restos de un pequeño rincosaurio entre sus costillas.

 

Antigüedad: Triásico Superior, 225 millones de años.

 

Significado del nombre El nombre genérico le fue otorgado en honor a su descubridor, Victorino Herrera, y el de la especie por el lugar donde fue encontrado.

 

Descubridor: Victorino Herrera (Argentino). Año del descubrimiento: 1960.

 

Lugar del descubrimiento: Ischigualasto, Valle de la Luna, Provincia de San Juan, Argentina.

 

 

Dinosaurio Patagonico

 

Herrerasaurus

 

Sistemática:

Saurischia

Theropoda

Herrerasauridae

 

Eoraptor es, junto con Herrerasaurus, uno de los dinosaurios más antiguos. Éstos representan unas de las primeras evidencias del reinado de los dinosaurios sobre la Tierra, de cuyo linaje surgirían los grandes carnívoros del Jurásico y del Cretácico.

 

Características: Ágil predador bípedo de piernas largas y gráciles que indican su habilidad para correr. Poseía una combinación de dientes aserrados y curvos (típico de los terópodos) con algunos dientes en forma de hojas en la mandíbula superior, como en algunos saurópodos.

 

Dieta: Probablemente carnívoro.

 

Antigüedad: Triásico Superior, 225 millones de años.

 

 

Cretacico:

El Cretácico, o también Cretáceo, es un período geológico que constituye una de las mayores divisiones de la escala del tiempo geológico, abarcando desde el fin del periodo Jurásico, hace 146 millones de años (Ma) hasta el inicio de la época del Paleoceno del periodo Terciario (65 Ma). Por tanto, este período excede en duración por sí solo a la de todo el Cenozoico, y constituye casi la mitad del Mesozoico. El fin del Cretácico también define los límites entre las eras Mesozoica y Cenozoica.

 

 

Dinosaurios Patagonia

 

Abelisaurus

 

Sistemática:

Saurischia

Theropoda

Abelisauridae

 

Los abelisáuridos, probablemente de distribución Gondwánica, son comparables a los tiranosáuridos del hemisferio norte.

 

Características Sólo ha sido encontrado el cráneo de este gran dinosaurio terópodo. La amplia fenestra temporal de la parte posterior del cráneo (lugar de donde salen los músculos de la mandíbula) indica fuertes músculos mandibulares. Cráneo de 85 cm de largo provisto de amplias aberturas y prominentes rugosidades nasales. Dientes largos y comprimidos lateralmente.

 

Dieta: Carnívoro.

 

Antigüedad: Cretácico Superior, 65 millones de años.

 

Significado del nombre: El nombre genérico refiere a su descubridor: Roberto Abel, Director del Museo de Cipolleti (Río Negro, Argentina). El nombre de la especie se refiere a la región del Comahue (Neuquén, Argentina), donde fue encontrado.

 

Descubridor: Roberto Abel (Argentino).

 

Año del descubrimiento: 1985.

 

Lugar del descubrimiento: Gral. Roca, Provincia de Río Negro, Argentina.

 

 

Dinosaurios patagonicos

 

Carnotaurus

 

Sistemática:

Saurischia

Theropoda

Abelisauridae

 

Extraño gran dinosaurio carnívoro, único en todo el supercontinente Gondwánico por poseer un característico par de cuernos en la frente.

 

Características Bípedo de largas y fuertes extremidades posteriores. Miembros anteriores cortos y atrofiados, semejantes a los de Tyrannosaurus rex, provistos de fuertes garras. Cráneo corto, alto y comprimido lateralmente. A diferencia del resto de los dinosaurios carnívoros conocidos, poseía robustos cuernos en la frente. Su esqueleto ha sido encontrado muy completo y también se preservaron impresiones de su piel en la roca. Por ello se sabe que su cuerpo presentaba una superficie rugosa con prominencias cónicas, lo que sugería una piel áspera y gruesa.

 

Dieta: Carnívoro.

 

Antigüedad: Cretácico Superior, 75 millones de años.

 

Significado del nombre El nombre genérico significa: “toro carnívoro”. El nombre de la especie le fue otorgado en honor Anselmo Sastre, dueño del establecimiento donde fue encontrado.

 

Descubridor: José Bonaparte (Argentino).

 

Año del descubrimiento: 1984.

 

Lugar del descubrimiento: Bajada Moreno (Pampa de Gastre, centro norte de la Provincia de Chubut), Argentina.

 

 

Dinosaurios Patagonia

 

Epatchosaurus

 

Sistemática:

Saurischia

Sauropoda

Titanosauridae

 

Uno de los “pesos pesados” de la Patagonia. Éste es el espécimen más completo conocido de la familia Titanosauridae, lo cual ha permitido conocer más sobre la anatomía de los saurópodos.

 

Características: Es uno de los pocos titanosáuridos conocidos por haberse encontrado su esqueleto casi completo. Los primeros especímenes fueron encontrados por Juan Carlos Sciutto cerca de la ciudad de Comodoro Rivadavia, Chubut, Argentina.

 

Cuadrúpedo de patas pesadas y cuerpo compacto, dos ventajas para defenderse de los ataques de ágiles carnívoros.

 

Dieta: Herbívoro.

 

Antigüedad: Cretácico Superior, 95 millones de años.

 

Significado del nombre El nombre genérico significa: “reptil pesado”, y la especie fue nominada en honor a Juan Carlos Sciutto.

 

Descubridor: Juan Carlos Sciutto (Argentino).

 

Año del descubrimiento: 1984.

 

Lugar del descubrimiento: Sierra de San Bernardo, Provincia de Chubut, Argentina.

 

 

Dinosaurios Patagonia

 

Gasparinisaura

 

Sistemática:

Ornithischia

Ornithopoda

Iguanodontidae

 

Pequeño dinosaurio de apariencia grácil y activa que vivía en grupos numerosos. Dado que han sido encontrados individuos de distintas edades en la misma zona, se sabe que formaban grandes grupos sociales.

 

Características: Sus miembros posteriores eran gráciles y fuertes con capacidad para correr velozmente, mientras que los anteriores presentaban una marcada reducción de tamaño. Su dentición estaba adaptada para triturar tejidos vegetales resistentes.

 

Dieta: Herbívoro.

 

Antigüedad: Cretácico Superior, 90 millones de años.

 

Significado del nombre: El nombre genérico le fue otorgado en honor a Zulma Gasparini, paleontóloga del Museo de La Plata, Buenos Aires, Argentina. El epíteto específico alude a la localidad de Cinco Saltos, donde fue encontrado.

 

Descubridor: Leonardo Salgado (Argentino).

 

Año del descubrimiento: 1988.

 

Lugar del descubrimiento: Cinco Saltos, Provincia de Río Negro, Argentina.

 

 

Dinosaurios Patagonia

 

Giganotosaurus

 

Sistemática:

Saurischia

Theropoda

Tetanurae

 

Gigantesco dinosaurio carnívoro, el más grande de Sudamérica y aun mayor que el Tyrannosaurus rex.

 

Características: Bípedo de gigantescas dimensiones. Su peso se calcula en unas 9 toneladas. Sus huesos son más robustos que los de Tyrannosaurus, lo cual indica que también era más pesado. Su cráneo mide 1,80 mt de largo, unos 55 cm mayor al de Tyrannosaurus. Sus dientes eran aserrados en ambos bordes. Al igual que otros dinosaurios carnívoros, los reemplazaba continuamente, convirtiéndose en un eficiente predador.

 

Dieta: Carnívoro. Antigüedad: Cretácico Medio, 100 millones de años.

 

Significado del nombre: El nombre genérico significa: “dinosaurio gigante del sur”, y el nombre de la especie le fue otorgado en honor a su descubridor, Rubén Carolini.

 

Descubridor: Rubén Carolini (Argentino).

 

Año del descubrimiento: 1993.

 

Lugar del descubrimiento: Formación Río Limay (a 15 km. de Villa El Chocón), Provincia de Neuquén, Argentina.

 

 

Dinosaurios Patagonia

 

Titanosaurus

 

Sistemática:

Saurischia

Sauropoda

Titanosauridae

 

Estos dinosaurios fueron los supuestos responsables de la postura de miles de huevos hallados en las provincias de Neuquén y Río Negro (Argentina).

 

Características: Cuadrúpedo de cuello largo y cabeza pequeña. Dientes cilíndricos y angostos. Este saurópodo poseía frecuentemente placas óseas a modo de armadura sobre su piel.

 

Dieta: Herbívoro. Antigüedad: Cretácico Superior, 70 millones de años.

 

Significado del nombre: El nombre genérico significa: “reptil titánico” y el epíteto específico alude a su posición geográfica austral.

 

Descubridor: Richard Lydekker (UK).

 

Año del descubrimiento: 1877.

 

Lugar del descubrimiento: Norte de la provincia de Río Negro, Argentina.

 

 

Seguir leyendo:

 

Prehistoria Patagonia 2 | Historia Patagonia

Historia de El Bolson

 

 

Dinosaurios Patagonia

Dinosaurios | Patagonia

 

Patagonia Dinosaurios

Patagonia hace millones de años

 

Dinosaurio ave hallado en la Patagonia

Dinosaurio antepasado de las aves, encontrado en Rio Negro, Patagonia

 

Dinosaurio Patagonia

 

En el museo que engalana a Plaza Huincul (Neuquen):


Se pueden apreciar, entre otras cosas, los restos fósiles del dinosaurio herbívoro más grande del mundo, nos referimos al Argentinosaurus Huinculensis. Estos restos fueron hallados por un vecino de la ciudad llamado Guillermo Heredia en el año 1987, quien denunció el hecho ante las autoridades del museo, que inmediatamente se dispusieron a rescatarlos.

Sólo se pudieron sacar algunas vértebras, costillas, una tibia y un fémur. Por las dimensiones de los huesos encontrados se pudo determinar aproximadamente el tamaño de este ejemplar, calculando el mismo entre 38 y 42 metros de largo ; con un peso que superaría las 85 toneladas.

Cada una de las vértebras tiene una altura de 1, 60 metros, son monumentales moles que nos permiten tener una idea más acabada del porte total de estos animales.

En un rincón muy especial del museo se destaca la réplica de un nido de dinosaurio, con huevos cuya antigüedad es superior a los 80 millones de años.

 

Jurasico

El Jurásico fue un período geológico, el período central de la Era Mesozoica, que se extendió desde alrededor de 200 a 140 millones de años atrás. Como ocurre con la mayoría de las eras geológicas, la fechas exactas de inicio y fin del período son inciertas por unos pocos millones de años. Es posterior al Triásico y anterior al Cretáceo.

 

Dinosaurios Patagonia

 

Piatnitzkysaurus

 

Sistemática:

Saurischia

Theropoda

Allosauridae

 

Este ágil y temible predador de la Patagonia está emparentado con los allosaurios del hemisferio norte y es uno de los pocos carnívoros conocidos del Jurásico de Gondwana.

 

Características: Bípedo de patas largas y brazos cortos. Poseía grandes garras curvas, lateralmente comprimidas y terminadas en puntas que le habrían ayudado a lacerar sus presas. Sus miembros anteriores presentan rasgos más primitivos en comparación con formas del mismo grupo del Cretácico, como el Carnotaurus sastrei.

 

Dieta: Carnívoro.

 

Antigüedad: Jurásico Medio, 165 millones de años.

 

Significado del nombre Tanto el nombre genérico como el de la especie le fueron dados en honor a dos geólogos argentinos: Alejandro Piatnitzky y Miguel Flores.

 

Descubridor: José Bonaparte (Argentino).

 

Año del descubrimiento: 1977. Lugar del descubrimiento: Cerro Cóndor, al norte de Paso de Indios, Provincia de Chubut, Argentina.

 

 

Links de Interes:

Descubrimientos de Dinosaurios en la Patagonia

 

Descubren dinosaurio gigante en Argentina - Wikinoticias

Descubren los restos de un ancestro de los reptiles de la Patagonia

Descubren una nueva especie de dinosaurio que vivía en manadas

Descubren restos de un nuevo dinosaurio en la Patagonia argentina.

Descubren un nuevo dinosaurio herbívoro en el sur argentino

Descubren dinosaurios carnívoros enormes

Boletín Paleontológico Nº 7 - Enero de 2005.

Descubren restos fósiles de un nuevo dinosaurio carnívoro

Descubren el Puertasaurio: ¿el dinosaurio más grande del mundo?

Un dinosaurio "argentino" podría cambiar la historia evolutiva

Descubren en Neuquén un fósil de cocodrilo con aspecto de dinosaurio.

Descubren en Argentina un enorme dinosaurio carnívoro más temible que el Tyranosaurus

Descubren en Argentina un dinosaurio carnívoro que cazaba y vivía en grupos

Descubren más de 5.000 restos fósiles de huevos de dinosaurio

Descubren primeros rastros de dinosaurios en la Región Metropolitana

Descubren restos fósiles de 90 millones de años

Paleontólogos argentinos descubren un "Parque Jurásico" en la Patagonia

Los dinosaurios de la Argentina

Gigantes de la Patagonia: los viajeros andan tras las huellas de la historia más remota

 

 

El Chocon, Valle de los Dinosaurios

El valle de los dinosaurios « El Chocon » un paraíso en el desierto de la Patagonia, ubicado a 80 km de la ciudad de Neuquen, a 1297 km de buenos aires. Los dinosaurios son sin duda uno de los organismos terrestres mas exitoso de todas las épocas. Su reinado permaneció durante150 millones de años, hasta su misteriosa desaparición hace 65 millones de años.

 

Algunos de los hallazgos mas espectaculares del mundo, provienen de «Villa El Chocon ». Los estudios en la localidad comenzaron en 1987, en aquel año el paleontólogo Jorge Calvo y el geólogo Cesar Gazzera del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad del Comahue, realizaron un importante estudio en la región. En 1993, Ruben Carolini, fue protagonista de un hallazgo sorprendente. Se trataba del dinosaurio carnívoro el mas grande de todos los tiempos. Fue denominado « Giganotaurus Carolini » Es parte hoy de numerosos hallazgos expuestas en el museo construido en la Villa.

 

Yacimiento paleontologico « Los Barreales »

Las especias animales y vegetales constituyen un verdadero ecosistema de hace unos 90 millones de anos. Se han hallado improntas de gimnospermas y angiospermas. Ademas peces de agua dulce, raices petrificadas, dientes de dinosaurios carnivoros, huesos de un sauropodo, la mano de un megarraptor, piezas oseas de un ornitopodo y un dinosaurio alado. El yacimiento fosilifero se halla en ambitos de Loma de la Lata y esta actualmente bajo la direccion del paleontologo Jorge Calvo.

 

 

BolsonWeb.com estuvo en el MEF de Trelew, Chubut

 

El Museo Paleontológico Egidio Feruglio (MEF) es una propuesta museística moderna y relevante de la Patagonia Argentina.

 

Invita a sus visitantes a vivir una experiencia que combina lo científico y educativo con el entretenimiento. Ubicado en uno de los yacimientos de fósiles más grandes e importantes del mundo, el MEF es una oportunidad única y magnífica de conocer parte de la historia de nuestro planeta.

 

MISIÓN "La misión del MEF es tomar un compromiso irrenunciable con el desarrollo y la promoción de la cultura social, a través de la Ciencia concebida de forma integral, síntesis de producción, difusión y accesibilidad del conocimiento".

 

MEF Trelew

 

Mef Trelew

 

Mef Trelew Patagonia

 

Mef Trelew Patagonia

En el MEF de Trelew: ¡Toque un hueso de dinosaurio!

 

MEF Patagonia

 

Viaje al reino de los dinosaurios

Articulo publicado en pagina 12

 

El Argentinosaurus, hallado en 1989 en Plaza Huincul, puede verse desde ayer en el museo local. Mide 38 metros de largo. Vivió hace cien millones de años y pesaba más de 100 toneladas.

Por Pedro Lipcovich

El animal terrestre más grande que haya existido sobre el planeta tiene, desde ayer, un lugar propio en su tierra natal, la Argentina. Se trata del Argentinosaurus Huinculensis, cuyo esqueleto, de 38 metros de largo por ocho de altura, se exhibe en el Museo de Plaza Huincul, que ayer fue reinaugurado con una sala especial para su conservación. El dinosaurio argentino vivió hace 100 millones de años y pesaba más de cien toneladas. La colección paleontológica de Plaza Huincul incluye también al Megarraptor, un ejemplar notablemente conservado, cuyas uñas de 25 centímetros duplican el tamaño de las de los velocirraptores, anglosajones, de Jurassic Park. Los investigadores ratificaron también que los huevos argentinos son los mejores del mundo: se encontraron en la zona nidadas completas de huevos de dinosaurio, que abarcan 25 kilómetros de extensión y que por primera vez permiten inferir costumbres de estos animales, incluida la condición “abandónica” que, según los científicos, afligía a los dinosauritos de nuestro país. Plaza Huincul apuesta a incluir su dinosaurio incomparable en los circuitos turísticos de San Martín de los Andes y Bariloche. El esqueleto de casi media cuadra de largo ocupa, en el Museo Carmen Funes de Plaza Huincul –provincia de Neuquén–, la sala principal, que abarca el espacio íntegro de lo que fue una cancha de básquetbol. El animal está en la que fue su posición habitual, cuadrúpeda, y su cuello larguísimo no está vuelto hacia arriba –como en erróneas imágenes tradicionales– sino algo caído: “Esta posición facilitaba que el corazón pudiera bombear la sangre hasta la cabeza”, explicó el paleontólogo Rodolfo Coria, director del museo. El Argentinosaurus pesaba unas cien toneladas (un elefante pesa cinco). “Sin embargo, era relativamente liviano para su tamaño: sus vértebras eran huecas”. Y era herbívoro; “Comía varias toneladas por día”. Se estima que vivía más de cien años. Estos dinosaurios eran gregarios, andaban en manada; sólo tenían enemigos naturales cuando eran muy pequeños o muy viejos: entonces podían ser presa de carnívoros como el Gigantosaurio, de 13 metros de largo, que también es huésped del Museo de Plaza Huincul. Como en todos los museos, el esqueleto completo a la vista es una reconstrucción, en resina poliéster y fibra de vidrio, efectuada en este caso a partir de tan sólo 13 huesos.

 

Generalmente, las piezas originales permanecen en sitios que los museos reservan a los investigadores, pero el Argentinosaurus era demasiado para eso: “Como los huesos son tan grandes, los científicos no hubieran podido manipularlos en un espacio reducido y por eso decidimos ubicarlos también en la sala de exposición”, lo cual permite que también el público pueda apreciarlos. El Argentinosaurus se extinguió hace poco menos de cien millones de años, mucho antes del meteorito que, hace 65 millones, no dejó dinosaurio sano. Nuestro animalito no duró más de cinco millones, “que es lo que suelen durar las especies animales, antes de que cambien las condiciones ambientales que les permitieron prosperar”, advirtió Coria. También está en Neuquén la mayor nidada fósil de huevos de dinosaurio del mundo: fue localizada en Aucamahuida, a 200 kilómetros de Cutral-Có. Los huevos pertenecen al género Titanosaurio y su estudio en el Museo de Plaza Huincul permitió por primera vez examinar embriones de dinosaurio, los únicos en el planeta cuyo estado de conservación permite incluso observar, al microscopio, las granulaciones de su piel.

 

Hubo una controversia entre investigadores de Estados Unidos, quienes sostenían que los dinosaurios aprovechaban depresiones naturales del terreno para anidar, y los estudiosos argentinos, para quienes los animales mismos excavaban los nidos. Como siempre, ganó la Argentina: “La discusión seresolvió cuando encontramos nidos íntegramente preservados”, explicó Alberto Garrido, a cargo del sector de geología del museo. Cada nidada tenía hasta 30 huevos, que se incubaban al sol. “Posiblemente los dinosaurios echaban encima ramitas u hojas que, al descomponerse, generaban calor.” En todo caso, no se ocupaban de las crías.

 

“Eran animales abandónicos: depositaban los huevos y no se ocupaban más de ellos –señaló Coria–; podemos afirmarlo con certeza, porque encontramos las nidadas sin pisoteo alrededor, y esta es la única prueba obtenida hasta ahora en el mundo.” Además, “hemos encontrado pruebas de estrés embrionario –anunció el paleontólogo–: los dientes muestran desgaste, lo cual es prueba de que rechinaban dentro del huevo; esto posiblemente tenía una función adaptativa, si es que ese desgaste les permitía comer desde el nacimiento”. Los huevos tienen 12 a 15 centímetros de diámetro. Las nidadas encontradas abarcan una extensión de 25 kilómetros y se sabe que el desove era simultáneo: miles de dinosaurias en aquella pradera. En el área del museo reservada para investigadores, acechan los dinosaurios malos: el Araucanorraptor Argentinyus y el Megarraptor Namunhuaiquii. Vivieron hace unos 80 millones de años. Estos sí andaban en dos patas como los velocirraptores de Spielberg pero su aspecto era aún más temible: se conserva una de sus uñas, curva, de 25 centímetros de largo, cuyo borde interno, el de decapitar, era afilado como una hoz. Claro está que eran carnívoros, tenían hasta nueve metros de estatura y “deben haber sido terriblemente mortíferos”, se estremeció Garrido. Y no sólo dinosaurios: en la Argentina, hace 40 millones de años ya se mamaba, como lo prueba, el Astrapotherio, mamífero cuyas quijadas provistas de molares de siete centímetros de ancho puede apreciarse en Plaza Huincul: “Era parecido al hipopótamo actual –explicó Garrido–: en esa época, la actual Patagonia era selvática; antes, en el tiempo de los dinosaurios, era una región parcialmente arbolada, con grandes praderas, parecidas a las actuales sabanas africanas”.

 

Antes todavía, la actual Neuquén era mar, un golfo del Pacífico, y los fósiles de ese tiempo pueden encontrarse en la zona de Zapala.

 

Nuestro Jurásico: Un recorrido por Patagonia y Cuyo para encontrar los rastros de un país desaparecido hace millones de años: huesos, huellas y huevos fosilizados de dinosaurios que hacen de la Argentina Jurásica un paraíso paleontológico.

 

Graciela Cutuli

 

La Argentina es algo así como el sueño de Indiana Jones hecho realidad. En nuestro ancho territorio no hay arcas perdidas ni un Santo Grial para rastrear, pero el suelo parece una inagotable fuente de restos fosilizados que ayudan a los científicos de todo el mundo a comprender mejor cómo fue la vida en la prehistoria, cuando los lugares que hoy sólo muestran un desolador paisaje de viento y roca eran un vergel exuberante de clima tropical, o incluso el fondo de un mar ya desaparecido. Yo, el mas grande de todos En los últimos años, los hallazgos se sucedieron gracias a la tenacidad de investigadores y arqueólogos profesionales o aficionados que pueden descubrir, allí donde el lego no ve más que desierto, esqueletos enteros de grandes animales prehistóricos. Uno de los ejemplos más conocidos es el de Rubén Carolini, que encontró en las cercanías de Villa El Chocón, junto a la confluencia de los ríos Neuquén y Limay, los restos del dinosaurio carnívoro más grande del mundo: en su honor, se lo conoce como Giganotosaurus carolinii (“giga”, por grande, y “noto” por Notus, el viento del sur para los romanos). Quien quiera verlo puede visitar el pequeño museo de Villa El Chocón donde se encuentran sus huesos junto a algunas fotografías de los trabajos de recuperación, o bien visitar los salones del Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia, en Buenos Aires: allí podrá medir fuerzas con el dinosaurio, y sin duda agradecer que el ejemplar que uno se encuentra frente a frente –que medía unos 14 metros de largo y pesaba unas 10 toneladas– sea sólo una reconstrucción. En las cercanías de la Confluencia, donde los ríos Neuquén y Limay forman el río Negro, hay muchos paisajes por donde en el pasado corrían los dinosaurios y otras especies prehistóricas. Es emocionante ver sus huellas claramente impresas en la roca, como si hubieran pasado ayer: estas pisadas, que datan de la época en que la Patagonia era un lugar húmedo y templado, son grandes y pequeñas, y permiten adivinar a las crías siguiendo el paso de sus padres a orillas del lago Ramos Mexía. En las cercanías fueron hallados muchos otros ejemplares de saurópodos, como el Pellegrinisaurus, el Neuquensaurus y el carnívoro Abelisaurus, cuyo cráneo está en exhibición en el Museo de Cipolletti. Allí también se descubrieron los restos de un Kritosaurus (dinosaurio con pico de pato), reconstruido tanto en el museo Rivadavia como en el Egidio Feruglio de Trelew y en el de Cipolletti.

 

Egidio Feruglio:

Esta ventana a la historia es la manera más valiosa de crear en los turistas conciencia del enorme patrimonio paleontológico de la Argentina: a ellos, y no sólo a los arqueólogos e investigadores, les corresponde cuidarlo para que llegue a las próximas generaciones exactamente como la naturaleza lo conservó.

 

 

Bolsonweb.com  El Bolson| Historia| Prehistoria Patagonia 1 | Prehistoria Patagonia 2

Historia Patagonia | Historia de El Bolson

 

   
     
El Bolson es una localidad de aproximadamente 30.000 habitantes ubicada al SO de la Pcia. de Río Negro y en plena región boscosa andino patagónica argentina ( C.P. 8430 Característica telefónica: 02944 ) Turismo: Agroturismo, turismo aventura, montañismo, campamentismo, esquí, turismo rural. Informes Turísticos: 02944 455336, Municipalidad: 02944 492204 Correo: 02944 492231 - Juzgado de Paz: 02944 492370

Plano urbano de El Bolson, mapas y mas planos

Mapa de El Bolson:

Planos y mapas de El Bolson.

Plano de El Bolson de diversos tamaños. Y Planos alternativos.

Leer mas

La Patagonia era una enorme isla

Isla Patagonia:

La Patagonia era una enorme isla que se fusiono con el continente hace 315 millones de años | BolsonWeb.com

Leer mas

Hisotria de El Bolson, Caminos de Vida

El Bolson Historia:

Historia de El Bolsón segun Caminos de Vida. Director: Hugo Alsina

Leer mas (Externo)

 

Mas en BWN Patagonia

 

Enciclopedia La Patagonia era una enorme isla

 

En Bariloche presentaron libro sobre aves de la Patagonia, destacaron la importancia de las colecciones conservadas en museos como el Museo Ornitológico de El Bolsón

 

Un pionero de los cielos del sur

 

Patagonia Argentina: Cruceros y navegaciones son cada más vez buscados a la hora de un buen paseo

 

El Arbol Kapok Explica Similitudes de Bosques de Dos Continentes

 

El pajaro mas grande que existió vivio en lo que hoy es Argentina

 

Sopa de dinosaurio contra calambres

 

Patagonia: Denuncian venta de fosiles

 

Santa Cruz: Investigan a qué tipo de dinosaurio pertenecen restos hallados

 

Patagonia: Tierra de dinosaurios

 

Presentan fósil dinosaurio de 100 toneladas hallado en Patagonia

 

Patagonia , Rio Negro: Hadrosaurios, una familia particular

 

Río Negro: Iniciativa para prohibir colecciones privadas de piezas arqueológicas y restos fósiles

 

Santa Cruz: Llegaron los restos fósiles de dos animales hallados en Fitz Roy

 

 

El Pehuen (Araucaria araucana):

 

El símbolo vegetal de Neuquén es el pehuén, ya que en Argentina sólo crece en esta provincia. Representada en el escudo provincial, esta especie –verdadero “dinosaurio vegetal”- se remonta a la prehistoria. Tiene un extraordinario porte (tronco rectilíneo que llega a medir 40 m de altura y 2 m de diámetro) y es de lento crecimiento: puede llegar a los mil años de edad. Los ejemplares macho y hembra pueden distinguirse por su particular fisonomía. Sus ramas, levantadas como “candelabros”, poseen hojas muy duras, y su principal relación con el ambiente surge de su semilla, el piñón, de alto valor energético, que ha sido, y es aún, alimento apreciado por las poblaciones indígenas y por buena parte de la fauna regional desde hace milenios (se cosecha a fines de marzo). Es una especie endémica y la encontrará en el norte del P. N. Lanín, en terrenos volcánicos entre los 900 y los 1.700 m.s.n.m. y en toda la cordillera neuquina hasta Caviahue y similares latitudes de Chile. Su ancestro, la Araucaria mirabilis, cubría gran parte de la Patagonia hace más de 120 millones de años. Tiene una prima tropical, la Araucaria angustifolia, más conocida como pino Paraná, con piñones más chiquitos, áptos para el conocido pan dulce.

 

 

Mona prehistorica en la patagonia

(CyTA – Instituto Leloir. Por Florencia Mangiapane)

 

El cráneo de un primate adulto de más de 16 millones de años de antigüedad fue hallado intacto en una estancia cercana a Río Gallegos. Según un trabajo conjunto de investigadores argentinos y estadounidenses, pertenecería a un linaje de monos de gran inteligencia que todavía pueblan el continente sudamericano y sería la prueba más antigua de la evolución de su desarrollo cerebral.

 

Desde hace más de 25 años, Mónica y John Blake, propietarios de la estancia Killik Aike Norte en la provincia de Santa Cruz, tenían en su finca una roca de ceniza volcánica de la que asomaban pequeños dientes oscuros, curiosidad que ubicaron en una vitrina hasta que poco tiempo atrás un equipo de investigadores puso fin a la larga incertidumbre: los Blake convivían con el fósil de mono sudamericano del Terciario mejor conservado que se conozca.

 

“Nunca se les había ocurrido consultar por el extraño hallazgo. Un colega nuestro pasó por la estancia hace tiempo y vio esta roca ‘sospechosa’.

 

En julio de 2004 fuimos a visitarlos y tuvimos la grata sorpresa”, cuenta el doctor en Ciencias Naturales Marcelo Tejedor, investigador del CONICET y docente de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (Sede Esquel), que participó de la dilucidación del misterio. Killikaike blakei fue el nombre elegido para bautizar a la nueva especie de primates platirrinos (de nariz ancha) a la que pertenece el fósil, en honor al nombre de la estancia y a los dueños de casa, que donaron el cráneo al Museo Provincial Padre Molina, de Río Gallegos, y permitieron que el equipo de paleontólogos —integrado por investigadores de las Universidades de la Patagonia, Córdoba, Rutgers y Nueva York— estudiara minuciosamente el lugar y encontrara allí también, a principios del año pasado, la dentadura de otro mono santacruceño del mismo tipo y antigüedad.

 

“Ambos especímenes provienen de los sedimentos del Mioceno de la provincia de Santa Cruz, que ha producido una considerable fauna de primates. Son los fósiles de primates platirrinos más sureños que se hayan descripto”, señalan Tejedor y sus colegas en un trabajo publicado en la prestigiosa revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences en abril pasado, en el que dan a conocer los resultados de la investigación. Por medio de una tomografía computada, los especialistas determinaron que estaban ante el rostro de un individuo adulto joven —posiblemente hembra— que vivió hace 16 millones y medio de años en la costa santacruceña, por aquel entonces una región cálida y húmeda, forestada y con abundante provisión de agua. Los monos habrían abandonado ese hábitat cuando un cambio climático abrupto imprimió a la zona el frío y la aridez que presenta hoy. Dado que es muy difícil encontrar antiguos restos de cráneo y dientes de antropoides sudamericanos, el hallazgo fue considerado toda una rareza.

 

Una vez conocido el contenido de la roca, los paleontólogos pudieron limpiar por completo el fósil sin riesgos de dañarlo y determinaron su procedencia mediante un análisis químico de la roca, coincidente con otras del sitio donde encontraron el segundo espécimen. La antigüedad fue calculada en un laboratorio de Estados Unidos. El estrecho espacio que separa las órbitas de los ojos, las redondeadas y hundidas órbitas, y el abovedado hueso frontal del cráneo analizado son para los científicos suficiente evidencia de que el Killikaike blakei pertenece a la rama de los cebinos, un grupo ancestral de pequeños antropoides originados hace más de 22 millones de años, que todavía habitan el continente sudamericano, como el moderno mono ardilla (a veces llamado “tití”) y el mono capuchino.

 

“Si bien no comparte otros rasgos de los cebinos modernos, sí presenta similar elevación del hueso frontal y una espaciosa fosa craneana anterior, características indicativas de que el gran desarrollo cerebral de esta rama se dio muy tempranamente”, explican los autores.

 

Los investigadores suponen que la monita oculta en la vitrina de la estancia pesaba alrededor de un kilo y era bastante ágil.

 

También especulan que manipulaba instrumentos y resolvía problemas cotidianos con gran facilidad. Al parecer, a lo largo de su evolución, el Killikaike desarrolló más la destreza para salir del paso de muchas situaciones, que un morro y una dentadura apropiados para procesar insectos duros o cortar maderas fibrosas. El tamaño del cerebro —notablemente grande en relación con el resto del cuerpo? diferencia al Killikaike de los demás monos de la época, pero ¿lo acerca al hombre? Tejedor responde:

 

“Sólo nuestros ancestros homínidos africanos lograron un drástico aumento del tamaño cerebral comparable al de estos monos, aunque aproximadamente 12 millones de años después. Pero el desarrollo cerebral del Killikaike es una convergencia adaptativa: tiene características similares al de nuestros antepasados, sin que haya relación entre ambos”.

 

El fósil del Killikaike es el séptimo cráneo de mono platirrino antiguo encontrado en el Nuevo Mundo, pero el que mejor sobrevivió al paso del tiempo. En el Mioceno, estos monitos inteligentes convivieron con canguros, mamíferos con pezuñas y armadillos, fauna que también apareció en la estancia de los Blake, por una erupción volcánica que la sepultó y permitió conservar sus restos en perfecto estado. Hasta ahora, los científicos habían descripto monos antiguos de la familia de los platirrinos, pero tenían evidencias de poca calidad, porque la mayoría de los fósiles hallados eran apenas fragmentos o estaban dañados.

 

¿Quién lo hubiera dicho? Sin saberlo, una familia del sur argentino guardaba en su vitrina una verdadera piedra preciosa de la humanidad.

 

 

Historia de El Bolson en BolsonWeb.com

El Bolson: Historia

Historia de El Bolson Rio Negro Patagonia Argentina, en BolsonWeb.com

Leer mas

La mirada en el Futuro